Quedada 20 de mayo

Aunque ya habíamos cogido la costumbre de quedar el último domingo de mes, en mayo adelantamos un poco la quedada y la hicimos el pasado día 20. En junio, entre las hogueras y el día de tejer en público, seguramente tengamos una quedada pronto.

Raquel estuvo tejiendo este chal con un algodón en tonos verdes muy bonito, pero con lo que nos dejó impresionadas (sobre todo a mí, que soy un desastre) fue con la libreta donde apunta los patrones, lo tiene todo súper organizado para ir tachando cada vuelta que hace y no perderse. Y además es muy bonita, porque usa muchos colores y va pegando las etiquetas de las lanas que utiliza.

Silvia trajo los calcetines de la última vez. Ya había terminado uno, pero en el segundo estaba probando a hacer otro tipo de talón. Aprovechando así para probar cosas nuevas ya que había decidido deshacer el anterior para adaptarlo a la talla de su hijo, al que le habían encantado los colores. ¡Y no me extraña! Son preciosos.

Rosalía estuvo haciendo ovillos para empezar su segundo par de calcetines y es que nos dijo que le había gustado mucho la labor, que había sido bastante entretenida.

A Fátima le habían traído de Reino Unido la revista de Mollie Makes y empezó a hacer la labor que traía de regalo que era un mandala de ganchillo para colgarlo.

Elena continuó con la manta de la sesión anterior, trajo también un top que estaba haciendo, pero como llevaba calados prefirió dejarlo para un momento en el que pudiese estar más concentrada.

Viky estuvo terminando un juguete de bebé de ganchillo y yo seguí con el jersey interminable.

Marisa se pasó un ratito sólo a saludar y se fue con regalo ya que el juguete que estaba haciendo Viky era para ella, bueno, en realidad para la peque que espera. También le había tejido una estrella y unas sandalias muy monas. Va a estar súper graciosa con ellas :)

 

Anuncios

Quedada 29 de abril

El domingo 29 volvimos a quedar y parece que la fiebre de los calcetines ha llegado a Alicante Knits.

Rosalía estaba tejiendo un par que había empezado desde la puntera, avanzando los 2 al mismo tiempo. Eva y Silvia los estaban haciendo de uno en uno y comenzando desde el elástico del tobillo. Todas los tejían con agujas circulares pero las de Silvia eran unas con un cable muy cortito que sólo coge la circunferencia del calcetín y son tan pequeñas que parecen de juguete. Ella además estaba usando algodón elástico con un tintado que hacía un estampado de sandía muy gracioso mientras que los de Eva y Rosalía eran de lana en tonos azules.

Eva tuvo un pequeño momento de estrés porque nos pusimos a hablar y de repente le faltaba un punto. Y es que, como dice Rosalía, aquí no se viene a contar. Te lías a hablar y pierdes la cuenta de la labor, te pones nerviosa, vuelves a contar una y otra vez…

Así que si no has venido nunca y te lo estás pensando, esa es la única regla: no traigas nada demasiado complicado o demasiado oscuro, porque es más difícil de ver.

Aunque Martine era la segunda vez que venía, ya tenía esto claro, así que trajo 2 labores. Empezó con un chal de punto calado, que cambió por una torera de ganchillo cuando vio que se liaba demasiado.

Tras mucho tiempo, Gemma volvió a venir a las quedadas. Estuvo terminado las mangas de un jersey y poniéndonos los dientes largos, porque nos dijo que lo iba a estrenar en Islandia, ya que se iba de viaje en unas semanas.

También nos habló de un par de apps para tejedoras muy curiosas: istichtcounter y knitmap. La primera de ellas para llevar la cuenta de las vueltas y tomar anotaciones de cada labor y la segunda para encontrar tiendas de lanas en cualquier sitio.

Marisa hizo hace un tiempo una bolsa de ganchillo con punto de red para ir a la compra y a su madre le había gustado, así que empezó una para ella.

Elena estuvo haciendo una mantita de bebé con 2 agujas y yo avancé algo del jersey que tengo entre manos, aunque últimamente sólo lo cojo en las quedadas, así que no sé si lo acabaré algún día.

Quedada 25 de marzo

La crónica de la última quedada llega con bastante retraso… ¡Casi se nos junta con la próxima!

El último domingo del mes quedamos de nuevo en La Pequeña Luisa para tejer un rato en compañía.

Eva y Pilar estuvieron haciendo calcetines. Eva ya ha hecho varios pero para Pilar eran los primeros, los estaba haciendo siguiendo un KAL.

Rosalía en lugar de tejerlos, estuvo ovillando la lana de unos calcetines que estaba deshaciendo con la ovilladora de Eva.

Marisa estuvo rematando una mantita de bebé. Mientras que Elena tejía un bolso con trapillo pluma, este material es mucho más ligero, lo que hace que sea más práctico, ya que los bolsos tejidos con trapillo normal pesan demasiado incluso vacíos.

Silvia estaba tejiendo una mochila con la técnica de “illusion knitting”, con esta técnica, según desde dónde veas la pieza, se ven rayas o un dibujo, en este caso un “smiley”.

Yo seguí trabajando en un jersey que va avanzando a paso de tortuga.

El próximo domingo 29 de abril volveremos a quedar, ¿os apuntáis?

Quedada 12 de marzo de 2017

El domingo pasado volvimos a hacer quedada matutina y, de nuevo, en La pequeña Luisa.

Hasta allí se acercaron Fátima y Sara patinando, lo que tiene bastante mérito, ya que no pilla precisamente al lado de su casa. ¿Porqué elegir entre quedada para tejer o salir a patinar si puedes hacer las dos cosas? :)

Sara estuvo haciendo pulseras de gomitas con una especie de telar siguiendo las indicaciones de un libro que tenía, mientras que Fátima estuvo tejiendo a ganchillo el canesú de un vestido para una sobrina que tiene en camino.

Silvia pudo acercarse un rato y nos enseñó los calcetines que estaba tejiendo, aunque el que tenía entre manos era de prueba para practicar el dibujo en espiral que llevaba en el talón, ya que los definitivos iban a ser de un algodón más finito. Si la prueba ya nos pareció chula, con las manos que tiene, seguro que los definitivos son espectaculares.

Viky siguió tejiendo la bufanda de la quedada anterior que ya iba bastante avanzada. Aunque, con el tiempo que está haciendo, para estrenarla ya casi tendrá que esperar al año que viene.

Yo por mi parte, en lugar de avanzar, me dediqué a destejer, porque me dí cuenta que había cometido fallos en las vueltas cortas que llevaba la labor. A ver si al menos con los consejos que me dio Viky, lo hago bien la próxima vez.

Quedada 1 de octubre

El sábado día 1 volvimos a quedar de nuevo en la tetería Mish Mish, esta vez escogimos un sitio con mejor luz. Gracias a eso, y a lo cómodos que son sus sofás, estuvimos muy a gusto pasando allí la tarde, a pesar de que esta vez éramos poquitas.

Pilar nos enseñó un chal calado que había comenzado a hacer de ganchillo pero, como esta labor requería mayor concentración, prefirió continuar con el mantel que trajo a la quedada anterior.

Raquel nos trajo para que viésemos en directo su amigurumi que hizo como proyecto en el curso de ilustración que empezó el año pasado. En una de las asignaturas le pidieron que, además de dibujar diferentes posturas y caras de un personaje, lo modelase en 3 dimensiones. Mientras las mayoría  lo hizo como arcilla, ella eligió el ganchillo y le quedó genial. Es una lástima que no le sacase fotos porque os aseguro que, sin lugar a dudas, se merecía el sobresaliente que le pusieron, ¡se curró hasta la ropa interior! :)

img_20161001_190627

Para esta quedada se trajo una bufanda que estaba haciendo con el mismo patrón que usó para una que le regaló a Marisa en uno de los amigos invisibles del grupo.

Viky estuvo tejiendo un cuello sencillo para aprovechar unos ovillos que había comprado para otro proyecto pero que al final nunca llegó a hacer.

img_20161001_191909

Yo por mi parte estuve tejiendo un tiburón de amigurumi para el peque de una amiga que dentro de poco cumple años.

img_20161001_191815

Y vosotras, ¿qué lleváis entre manos? ¿os apetece venir a enseñárnoslo el próximo sábado?

Crónica del 31 de octubre

El pasado sábado 31 de octubre nos reunimos de nuevo en La Puça para tejer en compañía. Aunque yo estuve bastante rato tejiendo sola, me parece que lo de la puntualidad no es nuestro fuerte como grupo… Menos mal que la tetería donde nos reunimos es un sitio bastante acogedor y mientras les esperaba fui avanzando con el amigurumi que me había llevado esa tarde.

Poco a poco fue llegando la gente. Irati y Adriana venían con la idea de tejer un gorro sencillo con pompón, aunque no tenían decidida la técnica. Primero estuvieron probando con el telar circular que no les terminó de convencer, así que probaron con las agujas circulares.

IMG_20151031_190443

Rosalía, que siempre está dispuesta a enseñar a las demás, les estuvo ayudando a montar los puntos. Después ella siguió con su chal, con el que va avanzando poquito a poco en las quedadas y parece que ya llega al final.

IMG_20151031_190503

Marina estuvo tejiendo un muñeco de una serie manga, One Piece. Mientras Sergio bordaba los detalles de unas calabazas también de amigurumi.

IMG_20151031_190526

Crónica del 21 de febrero

El sábado pasado estuvo lloviendo y aquí no estamos nada acostumbradas a ello, igual eso influyó en que sólo 5 nos atrevimos a salir de casa y acudir a la quedada.

Marina tenía entre manos un amigurumi de una muñeca cuadrada de Coraline, me dijo que fue de esas veces que ves algo y dices: ¡tengo que probar a hacerlo! Aunque tengas otras cosas por delante y no sepas ni siquiera si te lo vas a quedar o a quién se lo regalarás después.

Me suena bastante :D

2015-02-21 18.31.14Sonia y Eva, que normalmente son ganchilleras, se cambiaron de bando.

Sonia había empezado un vestido azul para su hija siguiendo el patrón de un libro que había traído. Era la primera vez que se ponía con las dos agujas y se lanzó directamente a por un vestido, ¡es una valiente!

El marido de Eva se había comprado un ovillo de lana gordota y unas agujas con la intención de aprender pero lo había dejado aparcado, así que ella decidió aprovecharlo aunque primero tuvo que convencerlo diciéndole que le haría un gorro para él. En la reunión estuvo tejiendo una muestra con punto inglés.

2015-02-21 18.31.57

Rosalía también empezó un gorro que le prometió a su hermano ¡hacía ya dos años!

Yo estuve tejiendo unas marionetas de dedo con ganchillo. Fue una decisión de último momento, justo antes de salir de casa. Porque lo que tenía en las agujas era mi regalo para el amigo invisible y eso no lo podía llevar… Ya no queda nada para que nos demos los regalos, ¡qué ganas! :)