¡Estamos de vuelta!

¡Hola! ¿Seguís ahí? Al entrar aquí de nuevo he visto que llevábamos desde marzo sin publicar nada. La verdad es que ha sido casi un año entero sin juntarnos. Entre nuevos trabajos, horarios imposibles y ocupaciones varias cada vez se nos hacía más difícil sacar un hueco para las quedadas, hasta, incluso, para tejer…

Pero Viky volvió a casa por navidad :) y nos convocó para tomarnos un café y ponernos al día. Así que, aunque ella volvió a marcharse, puso las semilla para retomar las quedadas porque nos hizo darnos cuenta de lo que las echábamos de menos.

Así que el último domingo de enero quedamos en La Pequeña Luisa esta vez sí, para tejer.

Eva se ha aficionado a hacer calcetines y estaba tejiendo el segundo de un par para ella con una lana que cambiaba de color y con un poco de brillo que era chulísima. La lana la había comprado en una feria en Inglaterra (¡qué envidia nos das con estas cosas!) y en lugar de venir en una madeja venía en una pieza tejida. Estas piezas, que en inglés se llaman sock blanks (no sé si tienen nombre en español), se tiñen una vez tejidas para conseguir un patrón concreto. Así que iba deshaciéndola para poder tejer el calcetín. Si no te queda claro, aquí te lo explican un poco.

Otra que también lo estaba intentando con los calcetines era Rosalía, aunque ella se dedicó a deshacer uno que había empezado hace tiempo y que se había quedado a medio camino.

Raquel empezó ese mismo día un monedero de ganchillo con cierre de boquilla.

Marisa se trajo una manta que estaba haciendo para su nuevo sobrino pero no pudo avanzar porque, ¡cosas que pasan!, se le había olvidado una aguja. Así que estuvo probando a tejer con circulares, que dice que siempre que nos veía le daba curiosidad pero no se terminaba de lanzar.

Marina estaba tejiendo un amigurumi de un cerdo de una serie de anime, como casi siempre, iba sacando ella misma el patrón viendo fotos. ¡Está hecha una máquina!

Fátima empezó a tejer un donut de ganchillo.

Y yo estuve haciendo muestras para empezar a tejerme un jersey.

La verdad es que lo pasamos genial, así que hemos decidido retomar la costumbre de quedar regularmente pero, para que sea más fácil para todas, hemos pensado hacer las quedadas mensuales. En principio,  el último domingo del mes. De todas formas, si estás interesada en venir, mantente atenta a nuestro facebook.

 

Anuncios